Sin Azucar

Disfruta de nuestras mermeladas sin azúcar añadido, sin ningún tipo de edulcorante ni aditivo, aptas para diabéticos y para cualquier tipo de dieta.

Filtros activos

Cuidarse. Ese es el objetivo de la mayoría de nosotros. Queremos estar sanos, ya no para lucir un mejor aspecto, sino para sentirnos bien. Y cuando alguien goza de buena salud, eso no sólo se nota por dentro, sino también por fuera.

Pero, ¿qué significa cuidarse? ¿Es tan complicado como parece? ¿Todo está en la alimentación? Para comenzar, cuidarse es poner los medios necesarios para cuidar de una buena salud física y psicológica. 

En ambos casos, llevar una alimentación sana y equilibrada, exenta de comidas procesadas y de azúcares innecesarios es básico. Pero no lo es todo. También hay que añadir el hecho de hacer ejercicio de manera regular (basta con caminar 30 minutos al día de manera moderada) y quererse a uno mismo, para que los demás nos quieran también y nos sintamos respetados.

Y en Mermeladas Don Ramiro sabes que nos encanta cuidar de nuestros clientes. Por esta razón, realizamos mermeladas artesanales, exentas de azúcares industriales y con materias primas de primera calidad ¡¡y Sí, Si sin ningún edulcorante químico!!.

Sin embargo, queríamos que todo el mundo pudiera disfrutar de nuestras mermeladas sin azucar ni edulcorante. Por esta razón y teniendo en cuenta cuáles son las mermeladas artesanales que más nos demandan, hemos elaborado un total de 7 mermeladas sin azúcar, que son aptas para todo el mundo.

Por qué tomar mermeladas sin azúcar

La principal razón por la que se recomienda tomar mermeladas sin azúcar es por tema de salud, especialmente en los casos de aquellas personas que, por diferentes motivos, no pueden ni quieren tomar azúcares naturales, como los que añadimos en el caso de las mermeladas artesanales naturales. 

Por supuesto, también puede ser por decisión propia; porque has decidido eliminar el azúcar de tu vida y ya sólo buscas productos que lo contengan y que estén hechos de manera natural. En cualquiera de los 2 casos, estamos convencidos de que nuestras mermeladas te van a encantar.

¿Lo mejor? que no contiene ningún azúcar o edulcorante artificial y que saben a lo que tienen que saber: al producto que todos los clientes que las prueban, repiten. El comentario que más nos dicen es que es muy difícil encontrar mermeladas sin ningún tipo de aditivo y con un porcentaje tal alto de fruta, el cual va indicado en cada uno de nuestros tarros de cristal. 

Para nosotros, ¡es el mejor cumplido que nos pueden hacer! Ya que éste es nuestro objetivo, el de que todo el mundo pueda disfrutar, sin sentir que se trata de un producto sin azúcar y soso; o que están tomando algo que no es natural. Por tanto...¡misión cumplida!

Sabores de las mermeladas sin azúcar

Al hilo de lo que te comentaba antes, son muchos los que nos preguntan por nuestras mermeladas artesanales sin azúcar y su composición, porque se sorprenden que siendo naturales y sin azúcar, sepan a lo que tienen que saber. 

¿Qué te parece una mermelada de fresa sin azúcar? ahora es posible gracias a la receta natural de esta deliciosa variedad. Si prefieres puedes deleitarte con nuestra mermelada de ciruela sin azúcar extra, un sabor para gourmets deliciosa para comer junto con una tostada. 

Efectivamente, te confirmamos que nuestras mermeladas no llevan ningún tipo de aditivo ni edulcorante. Su sabor, sólo se explica por el hecho de utilizar materia prima natural y de primera calidad. Es nuestra mayor inversión y garantía para ti y para nosotros. Sólo te ofrecemos aquello que nosotros tomaríamos y consideramos que es bueno para nosotros. 

Y todas, absolutamente todas, tienen un 98% de fruta y agar-agar. ¿Se puede ser más natural?

Quién puede tomar mermeladas sin azúcar

¡Todo el mundo! Pero, en especial, aquellas personas que se encuentran haciendo algún tipo de dieta y, por supuesto, para diabéticos, para los cuáles, nuestras mermeladas sin azúcar para diabéticos son un auténtico manjar y placer, ya que, no siempre pueden tomar algo dulce y que no lleve azúcar (más allá de la fructosa de la fruta, claro está).