Miel

Miel pura artesana de los montes asturianos. En su elaboración y recolección se tiene como principio el respeto por la naturaleza.

Desde que el hombre es hombre. Ese es el tiempo desde el que se viene utilizando la miel. Y es que si bien es cierto que no hay datos concretos de cuándo comenzó a utilizarse exactamente, sí que hay pruebas e indicios que demuestran que la miel ha sido utilizada por el hombre desde tiempos remotos, como por ejemplo, pinturas rupestres de hace 7.000 años o escritos en papiro de hace más de 1.000 años, encontrados en Egipto.

De hecho, es éste uno de los países donde más se utiliza la miel, tanto en la gastronomía, como para cuidar de la salud de sus habitantes, de manera natural. Por supuesto, hablamos siempre de miel pura, que no ha sido tratada a nivel industrial y que, por tanto, no pierde las propiedades ni los beneficios que de ella se esperan.

Un tipo de miel que puedes encontrar en nuestra tienda online, Mermeladas Don Ramiro, donde ponemos a tu disposición algunas de las mejores variedades de la tierra, que podrás utilizar tanto para cuidar de la salud de los tuyos y la tuya propia, como para dar un toque dulce en tus platos gastronómicos, ya sean dulces o salados.

Tipos de miel

¿Sabías que las mieles que se producen en España están catalogadas como las mejores de Europa? Algo que no es de extrañar teniendo en cuenta la variedad de flora que tenemos tanto en Península, como en Canarias y Baleares, así como las variedades de climas que hacen que contemos con más de 36 tipos de miel catalogadas, aunque existen muchas más.

Por esta razón, hablar de miel como un producto único y general no es realmente correcto, si bien es cierto que todas las mieles comparten propiedades como que cuentan con vitaminas y minerales que ayudan a cuidar de nuestra salud. Un poco más tarde te hablo de esto.

Sin embargo, en función del tipo de planta o árbol desde el que las abejas extraigan esta miel, su color, sabor, aroma y propiedades variarán. En concreto, en Mermeladas Don Ramiro disponemos de los 3 siguientes tipos de miel:

  • Miel de brezo: cuando abres un bote de miel de brezo, lo primero que notas es su fuerte aroma, que recuerda al otoño, a flores secas, setas y madera mojada. Su color es marrón oscuro, aunque cuando se seca cambia a marrón más claro.

    Su sabor es delicado, con notas algo saladas, pero no es especialmente dulce, por lo que no resulta nada empalagosa; todo lo contrario. Es ideal para cocinar con ella, si eres muy cocinillas.

    En cuanto a la cristalización, dependerá de la variedad de miel de brezo que tengas a tu disposición. La que te ofrecemos en Mermeladas Don Ramiro es de cristalización lenta, por lo que es muy duradera (si es que puedes resistirte mucho tiempo a ella, porque es deliciosa).

    Aunque no hay estudios científicos que lo corroboren, esta miel se ha venido utilizando para reducir los problemas de retención de líquidos y de cistitis, al ser una miel con propiedades diuréticas.

    Su alto contenido en diferentes minerales ha hecho que también sea una de las preferidas por las personas que cuidan su salud con productos naturales, para reducir el cansancio.

  • Miel de castaño: según un estudio elaborado por la Universidad de Vigo, la miel de castaño sería una de las variedades que más cantidad de Vitamina C contiene, además de ser rica en hierro, magnesio, fósforo, potasio o calcio, entre otros minerales. Por todas estas propiedades, la misma se ha venido utilizando para reducir problemas relacionados con la anemia, del mismo modo que para aquellas mujeres que tienen reglas abundantes y que les afecta a su estado anímico.

    Tiene un sabor fuerte y no es especialmente dulce. Su aroma también es muy potente y muchos expertos lo describen con tonos a madera y manzana vieja. El color del mismo es tirando a oscuro y con notas rojizas. Es una miel que se conserva muy bien, porque es bastante gruesa y no tiende a la cristalización.

    En España, las principales zonas donde se recolecta es en toda la zona norte (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y Navarra, junto con las provincias de Zamora y León), aunque también se da en ciertos puntos de Cataluña (principalmente Girona y Barcelona), así como en algunos lugares de Andalucía, como las sierras de Ronda,Aracena, Nevada y Morena.

  • Miel de eucalipto: Galicia, País Vasco y norte de Portugal son algunas de las zonas donde se producen las mejores mieles de eucalipto, que se caracterizan por su color oscuro, con un aroma intenso y persistente y de sabor agradable, ligeramente dulce y con alguna nota ácida. Por su textura, es una miel que se mantiene líquida durante varios meses, una vez se abre el bote.

    Por su ligera dulzura, ésta es una de las mejores mieles para endulzar bebidas de manera natural (siempre sin excederse, por supuesto), en especial si hablamos del zumo de naranja u otras bebidas naturales que a algunas personas les cuesta tomar sin endulzarlas.

    En este sentido y añadiendo un poco de limón e infusión de jengibre, es una excelente aliada para reducir los problemas relacionados con los catarros comunes, gracias a su efecto antiséptico.

Miel, diabetes y embarazo

Una de las consultas más habituales con respecto a la miel, es si se puede tomar durante el embarazo o en el caso de las personas que tienen diabetes. En este último caso y a pesar de tratarse de un producto completamente natural, no se recomienda que las personas diabéticas consuman miel y, de hacerlo, tendría que ser de manera ocasional y en dosis muy bajas. Pero si no la toma, mejor que mejor.

En el caso de los embarazos, como bien indican los ginecólogos, el consumo de azúcar ha de reducirse lo máximo posible con el fin de evitar la diabetes gestacional y de aportar azúcar al bebé. Sin embargo, en el caso del embarazo y al tratarse de un producto rico en vitaminas A, B y C, además de contener ácido fólico, facilitar las digestiones y estimular la formación de anticuerpos, sí que se puede tomar miel, siempre en su justa medida y siempre que se trate de mieles completamente naturales, cuanto más oscuras, mejor. Por esta razón, cualquiera de las que hemos mencionado más arriba, son aptas para este periodo de la vida.

Eso sí,en caso de tener diabetes o diabetes gestacional, no se recomienda el consumo de miel durante el embarazo. Tampoco en casos de hipertrigliceridemia o de alergia al polen.

Filtros activos